Mutar – Agrupación de músicos tangueros rosarinos

Mutar – Agrupación de músicos tangueros rosarinos

Una agrupación de músicxs tanguerxs rosarinxs que surgió con la idea de generar un espacio para los músicos del tango nuevo. Una apuesta que fue marcando un camino.

Aquellas reuniones nocturnas de músicos de tango de Rosario que convocaban al llamado de dar a conocer su música, fueron el puntapié inicial para que naciera el Mutar, un proyecto que es el resultado de una lucha de varios años, de juntadas, de debates, de nuevas melodías y de historias que se fueron tejiendo a lo largo de este tiempo. Hoy este hijo (el Mutar) de los músicos de tango rosarinos ya tiene seis años y lo festejan tocando, cantando, bailando, como lo hicieron desde el comienzo.

mutar-tango-rosario-milongas

El panorama que se vivía en la ciudad allá por el 2011 no era muy prometedor: el estado les pagaba con mucho atraso, los bares cobraban un porcentaje muy alto y no ponían el sonido, todas estas cuestiones los empujaron a juntarse para poder hacer  un trabajo cooperativo y así dar a conocer su música. Al principio se empezaron a organizar ciclos donde era difícil convocar gente. Se hacían en distintos bares de la ciudad: Londres, Costumbres argentinas, Centro de cooperativa, Subsuelo de La Sede, fueron cambiando de lugares en la búsqueda de un mejor trato hacia los músicos. Luego comenzaron a realizar los Festivales Mutantes en el parque España, con entrada libre y gratuita donde tocaban cinco grupos por noche.

mutar-agrupacion-rosarina-de-tango

A raíz del festival surgieron cuestiones educativas en relación al tango y la música. Entonces en el festival siguiente se preocuparon porque haya talleristas. Vino Alfredo Tape Rubín a dar taller de poética, Martin Sued bandoneonista, Mariano Gonzalez Calo del grupo Astilleros, Julián Peralta y varios músicos reconocidos del ambiente. En sus comienzos el festival apuntaba a grupos que estaban surgiendo y a otros que ya tenían su trayectoria. Pero a través de los años el Mutar apostó a quienes tenían nuevas composiciones, sus propios temas instrumentales o cantados que aportaran una visión nueva del tango. Ahí el festival tomó un formato nuevo: una noche de concierto en un lugar más íntimo, una noche de milonga a gusto de los milongueros, y otra de tango nuevo.

Luigi, Saya, Carol,  Euge, Guille, Nico, Caro, Romi, Jose, Javi, Anita y Maia todas las semanas se juntan con el objetivo de fomentar el tango rosarino desde la música, la danza, la poética y lo educativo. Cada uno con sus laburos, su orquesta, las clases, la vida, dejan de lado lo suyo para entregarse al ritual de los lunes donde todo se detiene para dar a luz nuevas ideas, a través del trabajo cooperativo, donde el tango es protagonista.

“El arte popular de la danza y la música tiene que renovarse para estar vivo, sino muere”

“El arte popular de la danza y la música tiene que renovarse para estar vivo, sino muere”- dijo Javier Ramírez (guitarrista y compositor e integrante del Mutar). La búsqueda pasa por integrar el baile y la música, como se daba en las milongas de antes. Y continúa: “Bailar con música en vivo es otra cosa”. De esa manera los músicos tienen más trabajo y se generan nuevas formas de bailar, ya que la música cambia y con ella cambiamos nosotros y nuestros modos de movernos. Animarse a bailar con las guitarras en vivo o con arreglos diferentes en temas clásicos es el desafío en las milongas del Mutar. “Estar atento a la música, a ese marcato furioso que suena o a algo más ligado, más lánguido”- dice Javier, mientras se toma un mate.

La variación en la música y la improvisación constante en el cuerpo enriquece tanto a los músicos  como a los bailarines. El Mutar intenta integrar esos “guetos” que por una época parecieron estar distantes. También promueve que la gente se anime a lo nuevo, que el oído se deleite con las nuevas orquestas de tango rosarinas. En las milongas del Mutar hay tandas tradicionales y tandas de tango nuevo y joven, de orquestas de Rosario y de Bs As. La propuesta de esta organización independiente, es que se dé a conocer la música local y se reconozca a los  artistas de la ciudad.

El público que asiste a sus eventos es heterogéneo, mezcla entre jóvenes y milongueros de la tercera edad. También van “los que no son del palo”- comenta Javier. Los que no conocen el tango, o no saben bailar también se acercan a  ver qué sucede en el Mutar, se toman una clase, escuchan una orquesta mientras comparten un vino. El ambiente invita a todos y no deja afuera a nadie, el bufet a precio popular, gente de traje y zapatos y de rastas y zapatillas, todos se mezclan en la milonga del Mutar.

El Mutar está compuesto por artistas rosarinos que merecen tener un espacio donde expresar su música y su arte, y que con el tiempo ellos mismos fueron gestándose ese lugarcito que cada año crece y se sigue expandiendo. Este año en el 6to. Festival Mutante hay propuestas variadas, talleres de tango. Entre ellos el de Tango Sinfónico gratuito, apuntado a los chicos de las orquestas barriales, donde luego se hace una muestra en el Príncipe de Asturias. Otro de Piano a la parrilla, destinado a pianistas que quieran tocar el piano sin partitura, improvisar.  Contrabajo con Juan Pablo Navarro y Poética del tango a cargo de Guillermo de Pablo y Nicolás Moro. También habrá noches de concierto y milongas con orquestas en vivo. El sábado en la Noche de Tango Nuevo estará Juan Pablo Correa, contrabandista muy reconocido de Bs As. Se presentará también “Derrotas cadenas”. Para ver la programación entrar a  Mutar.com.ar o sino a la fun page del Mutar.